El eco del FICX 56

By 13 diciembre, 2018Artículos

Son tiempos de cambio, la situación nos muestra a una región en construcción, algo que es estimulante desde un punto de vista artístico. Así es que, como el pueblo asturiano, el cine también está en evolución.

Prueba de ello es el especial protagonismo asturiano en la pasada edición del FICX, en especial con la proyección de El pasado presente, de Tito Montero, una de las películas asturianas más destacadas del festival  y la entrega del Premio Especial del Jurado al último largo de Ramón Lluís Bande, Cantares de una revolución, que culminó la edición con mayor peso de Asturias en la selección del certamen.

Asturias como foco audiovisual es muy apetecible para la industria tanto por sus localizaciones y sus eventos culturales como por el gran potencial existente en la región. Nombres como los citados Tito Montero o Ramón Lluís Bande, Elisa Cepedal, Luis Argeo o Pablo Casanueva, entre otros, forman parte de un conjunto de creadores cinematográficos del Principado con gran proyección.

La realidad de Asturias ha estado presente en otras muchas películas como Carne de gallina, Pídele cuentas al rey o La torre de Suso. Por otra parte, Asturias sigue siendo escenario de rodajes, claro ejemplo es Sergio G. Sánchez que recurre a escenarios de su tierra en El orfanato o El secreto de Marrowbone. También algunas series han visitado Asturias, como La Zona o incluso la admirada joya de HBO, Juego de Tronos.

El tiempo nos dirá si es una tendencia o un cambio y consolidación, lo cierto es que algo se está gestando.

 

Leave a Reply